Saltar al contenido

Abren al tráfico la plaza de la Constitución y la calle Almórida dos días antes de lo previsto tras el cambio de apuntalamiento del edificio de Riegos El Progreso

4 febrero, 2018

El restablecimiento de la circulación estaba previsto para el lunes, pero la rápida ejecución de los trabajos ha permitido realizar antes la apertura

Dos días antes de lo previsto, están abiertas al tráfico la plaza de la Constitución y la calle Almórida, que permanecían cerradas por el apuntalamiento del edificio de Riegos el Progreso, que fue necesario realizar tras la paralización de los trabajos de demolición por orden de la Conselleria de Cultura.

“Esta obra estaba planteada para hacerse con la máxima celeridad posible, porque tanto los técnicos municipales como la propia empresa adjudicataria del apuntalamiento eran conscientes de la necesidad de acabar en el plazo más corto posible”, señaló el alcalde de Elche, Carlos González, quien esta mañana supervisó la finalización de los trabajos en compañía del concejal de Aperturas, Carlos Sánchez.

“Estaba previsto que la obra durara una semana y abrir la plaza el lunes, pero las circunstancias de los trabajos y el esfuerzo que ha realizado la empresa constructora han permitido que finalizara hoy mismo y se pudiera restablecer la normalidad de inmediato. Hemos hablado con la Policía y con los autobuses urbanos y finalmente ha sido posible abrir al tráfico esta zona entorno a la una y media”, indicó González.

La normalización de la circulación permite recuperar las rutas habituales en las líneas de autobuses E y J, que habían resultado afectadas por el corte de tráfico.

Asimismo, en relación con el futuro del edificio, el alcalde manifestó que “la Conselleria es perfectamente consciente de que al margen de que se haya normalizado la circulación hay una cuestión jurídica que tiene que ver con la conservación de nuestro patrimonio y que exige una respuesta en el menor plazo posible. Lo que nosotros esperamos es que la Conselleria resuelva sobre la cuestión de fondo, el valor patrimonial de este inmueble, en relación con la denuncia presentada por un grupo de particulares que piensan que el edificio de Nuevos Riegos el Progreso es digno de conservación”.

“El gobierno municipal ha estado en contacto permanente desde el primer momento con la Conselleria, pero hay que tomar en consideración desde las alegaciones de la propiedad, el escrito de presentado por la parte que denuncia y las valoraciones de los técnicos sobre el inmueble. Por lo tanto, la Conselleria de Cultura es perfectamente consciente de la necesidad de resolver con la mayor celeridad posible”, concluyó el regidor ilicitano.