Saltar al contenido

Delincuencia vial detecta varias anomalías en el transporte de personas y mercancías

18 diciembre, 2017

Durante la semana pasada la Unidad de Delincuencia Vial continuó con los controles de tráfico y transporte en los puntos de mayor movimiento del término municipal, dando lugar a la detección de infracciones muy variadas.

En el entorno del Aeropuerto la patrulla interceptó a un taxista en servicio que, sometido a la prueba indiciaria de estupefacientes, reveló un resultado positivo. El conductor acudía a la zona de llegadas, por lo que tuvo que designar un conductor para la retirada del vehículo. En uno de estos controles también se detectó a un taxi con Tarjeta de Transporte caducada que acudía a descargar.

Unos días antes, la unidad territorial que patrulla la zona, fue requerida ante la presencia de un transporte ilegal de viajeros. Tras localizar en al parking público al implicado este tuvo que desistir de su intención al carecer de la más elemental documentación para el transporte de viajeros. Siendo así los agentes informaron para su oportuna denuncia ante Conselleria.

Por otro lado, sin abandonar el área de influencia aeroportuaria, se localizó un camión de 10 toneladas de MMA que transportaba mercancías peligrosas careciendo de los correspondientes paneles y etiquetados de visualización del transporte. Pese a quedar en una mera infracción administrativa, debido a la situación de alerta en entornos sensibles, como el Aeropuerto Elche-Alicante, este tipo de situaciones son del todo desaconsejables ya que pueden inducir a la adopción de otras medidas más estrictas.

No obstante, la imagen curiosa se encontró en el Parque Empresarial de Torrellano, al encontrar un furgón arrastrando un remolque de 10 metros de longitud, superando en total los 15. Éste efectuaba venta ambulante, sin tarjeta de transporte y careciendo de tacógrafo, circunstancias obligatorias por las que fue denunciado.