Saltar al contenido

Detenido tras huir conduciendo temerariamente y simular tener un arma de fuego

10 mayo, 2018
  • En la huida con el turismo manifestó un claro desprecio por la integridad física del resto de usuarios, circulando a gran velocidad en contra dirección y con maniobras evasivas de riesgo.
  • Al verse obligado a detener el vehículo simuló tener un arma de fuego y emprendió la carrera a pie por los patios interiores del barrio de Los Palmerales.

El día 7 de mayo sobre las 20:50 la UTE (Unidad Territorial) de la zona de Altabix se cruzó en la Avenida de Alicante con un turismo que al llegar a su altura patinó. Ante esta posible deficiencia técnica la patrulla le pidió que se detuviera a la altura de calle Orihuela para realizar las comprobaciones oportunas, haciendo amago de obedecer la indicación para acto seguido acelerar y emprender la huida.

En ese momento, la UTE de Policía Local inició la persecución del turismo dando aviso al resto de patrullas por radio. Desde ese punto accedió a calle Banyeres en contra dirección, debiendo subirse a la acera para evitar el tráfico en la vía, en cuya maniobra reventó una de las ruedas. Pese a esto y a la incorporación de unidades de Policía Nacional que intentaron cortarle el paso, el conductor efectuó con notable riesgo una maniobra evasiva con la que evadió el corte. Tras ello llegó a barrio de San Antón, continuando con rutas contra sentido de la marcha donde varios peatones tuvieron que apartarse para evitar atropellos. Con la incorporación de más patrullas ambos Cuerpos y ante el interés de no agravar la situación se fue estrechando el cerco, viendo su única salida posible hacia el barrio de Los Palmerales, rebasando fases semáforicas en rojo y obligando a peatones y conductores a hacerse a un lado hasta acceder a calle Morera. En este punto, tras coger calle Taronger, el vehículo no puede avanzar más y se detuvo al final de la misma.

No obstante, la actitud del perseguido, lejos de relajarse, incrementó la tensión al simular que tenía un arma de fuego y encañonaba a los agentes que había ido tras él. Aprovechando que las patrullas iniciaban el cordón de seguridad para evitar el acceso de personas a las inmediaciones, el implicado emprendió la huida a pie por los patios interiores del barrio. Perseguido por los agentes, este se parapetó tras una columna siendo advertido claramente de que depusiera su actitud y tirase cualquier arma. Pese a ello, el individuo insistió en la actitud amenazante de la posesión de una posible pistola, por lo que, aprovechando que estaban a cielo abierto y no había personas en la vía pública ni en las ventanas de los edificios cercanos, se realizaron dos disparos de advertencia y de nuevo se le conminó a entregarse.

Esto dio lugar a una nueva persecución a la carrera por el interior de los edificios, dando cuenta de él minutos después antes de intentar salir a la vía por una ventana, y tras una fuerte resistencia a la detención e intento de agresión a los agentes actuantes.

El detenido, de 26 años y domiciliado en Villajoyosa, junto los objetos intervenidos en el interior del vehículo fueron trasladados a dependencias policiales para instruir diligencias y, si fuera procedente, investigar su relación en otros hechos con los que interpretar la actitud y acciones de encartado.