Saltar al contenido

El Ayuntamiento renueva su convenio con la Unió de Llauradors para el desarrollo del medio rural en Elche

26 marzo, 2018

El edil de Medio Ambiente, Antonio García, y Santiago Pascual, presidente de la Unió, han criticado a la ministra de Agricultura por no asegurar el riego de socorro y por no anunciar la eliminación del tasazo

 

El edil de Medio Ambiente, Antonio García, ha firmado la renovación del convenio de colaboración con la Unió de Llauradors del Camp d’Elx con el objetivo de seguir trabajando en el desarrollo del medio rural de la ciudad. “Para nosotros son una voz importantísima en todos los temas que van surgiendo en torno a la agricultura y por eso es relevante apoyarles”, ha señalado el edil de Medio Ambiente.

En el convenio se alude a los principales temas que unen tanto al Consistorio como a la Unió de Llauradors. “Entre estos temas destaca la Fireta del Camp d’Elx, en la que la Unió participa en la organización del evento, o la promoción de la Granada Mollar como denominación de origen”, ha señalado Antonio García.

Santiago Pascual, presidente de la Unió de Llauradors del Camp d’Elx, ha agradecido la predisposición del Ayuntamiento en la renovación del convenio. “Es relevante ya que cada vez se valora más el consumo de productos de la tierra, con raíces y, además, que sean medioambientalmente sostenibles”, ha señalado Pascual.

Antonio García y Santiago Pascual han aprovechado para hacer una valoración de la visita que realizó ayer la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina. “Quiero mostrar el profundo descontento que tenemos con la ministra porque vino a hacerse la foto. Ni anunció con seguridad la necesidad de ese riego de socorro que tanto exigimos del trasvase Tajo Segura”, ha señalado García, quien ha añadido que la ministra tampoco dijo que iba a eliminar el tasazo y no fue concreta con los agricultores.

Santiago Pascual, en la línea del edil de Medio Ambiente, ha señalado que es una “vergüenza” que la ministra diga que no se puede eliminar el tasazo, un dinero que se tiene que pagar por un servicio que no llega.