Saltar al contenido

Junio: La creación de la Parroquia de San Juan del Raval

31 mayo, 2018

AHME, Sig. H-26-18. Ver enlace


H-26-18-portada

La ciudad de Elche presentaba una peculiaridad en su territorio hasta 1835 que es desconocida por buena parte de los ilicitanos: la existencia de dos ayuntamientos dentro de un mismo término municipal, el Raval o Universidad de San Juan y la villa de Elche.

La Universidad de San Juan tuvo su origen en la Edad Media, tras la conquista, cuando la población morisca que vivía en la villa fue expulsada de la misma y trasladada fuera de las murallas, hacia el sur, formando un nuevo barrio: la morería o el Raval. Dos hechos afectaron a esta comunidad: la conversión forzosa al cristianismo en 1526, tras la revuelta de las Germanias; y su expulsión en 1609. Con la repoblación del Raval por parte del entonces duque de Maqueda, Jorge de Cárdenas, se constituyó una población separada de la villa, con un ayuntamiento propio, aunque supeditado a ella en algunos aspectos, con el nombre de Universidad de San Juan.

Dentro de esta evolución en la historia del Raval, vamos a dedicar el documento del mes de junio al Breve de erección de la rectoría de San Juan, dado por el papa Clemente VIII el 29 de mayo de 1602¹. En el expediente que se conserva en el AHME hay una copia de este breve en latín, una transcripción al castellano y una cuartilla con el resumen de las dotaciones asignadas al rector de la iglesia. Hay que señalar que se trata de una copia de parte correspondiente a Elche del Breve para la erección de retoria en los lugares nuevamente convertidos a la fe en la diócesis de Orihuela², en el que se incluyen a otras poblaciones de la Vega Baja y del Vinalopó como son Redován, Cox, La Granja, Albatera, Crevillente, Aspe, Monovar, Elda y Petrel.

El impulsor de este breve fue el rey Felipe II, quien solicitó al papa Clemente VIII la erección de parroquias en los lugares de moriscos del arzobispado de Valencia, y obispados de Tortosa, Segorbe y Orihuela, y aumentar las dotes y rentas de las ya creadas, con el objetivo de conseguir una mayor educación en la religión católica de la población nuevamente convertida. En el caso de la Universidad de San Juan, el breve establece que tengan un rector o párroco perpetuo, y no sólamente los domingos y fiestas de guardar, como lo han tenido hasta entonces, y se le aumenta su dotación de las 31 libras y 1 sueldos que cobraba, hasta las 100 libras, regulando la cantidad que debían aportar cada uno de los partícipes del diezmo, entre ellos, el duque de Maqueda, la iglesia de Santa María y la del Salvador, la mesa episcopal y la Universidad de Valencia entre otros. Además se nombraba al rector de San Juan administrador de los bienes rústicos que antiguamente fueron de la mezquita.

Pero el breve, además, nos aporta alguna información sobre el Raval. En ese momento, a principios del s. XVII, está compuesto por 380 casas de cristianos nuevos, y está rodeado de un muro, de modo que sólo se podía entrar por un portal, la actual calle Porta de l´Universitat de San Joan. La iglesia del Raval, con invocación a San Juan Bautista, estaba situada en la antigua mezquita, aunque en este momento se estaba construyendo un nuevo edificio, y en el breve se apremia a que se acabe lo antes posible: “y la yglesia nueva de cuyos están puestos los fundamentos, muy brevemente se edifique de expensas a la Universidad, según la forma asignada, la cual aviendose acabado no quede rastro ni memoria de la mezquita en aora celebran”.

1. AHME, signatura H-26/18.
2. Este breve se encuentra transcrito en: VILAR, J.B. (1997-1998): ” La creación de rectorías en lugares de moriscos de la Diócesis de Orihuela por el obispo Josep Esteve, 1597″, Sharq-al-Andalus, 14-15, pp. 263-284.