Saltar al contenido

Las planta de reciclaje de residuos sólidos remodelada reducirá al mínimo los malos olores y empezará a funcionar en febrero

21 mayo, 2018

El alcalde de Elche, Carlos González, destaca que la inversión de 15 millones también permitirá cumplir con el Plan Integral de Residuos de la Comunitat, reducir el impacto en el entorno y alcanzar los objetivos de rendimiento y reciclaje

 

La modernización de la planta de reciclaje y compostaje de residuos sólidos urbanos, en la que se están invirtiendo 15 millones de euros, acabará el próximo mes de diciembre y entrará en funcionamiento, aproximadamente, en febrero, según explicó el alcalde de Elche, Carlos González, durante una visita a las obras en compañía del diputado provincial Javier Sendra; el gerente de la empresa Urbaser, Miquel Celda; el concejal de Limpieza de Elche, Héctor Díez; y representantes de los municipios que forman parte del consorcio.

“En primer lugar, ésta es una obra muy importante para la ciudad de Elche. Somos el 70% de este consorcio, no solo en términos económicos sino también en utilización de la planta, que lleva 16 años en funcionamiento y ha entrado en fase de obsolescencia”, indicó el alcalde ilicitano.

“La planta necesitaba ser modernizada y con esta inversión de 15 millones de euros vamos a hacer posibles varios objetivos. El primero es cumplir el Plan Integral de Residuos de la Comunitat Valenciana y alcanzar los objetivos de rendimiento y reutilización, que están entorno al 9% y al 44%. Asimismo, uno de los elementos esenciales a impulsar es reducir al máximo el impacto en el entorno. Han sido muchos años de molestias y ahora la planta generará las menores molestias posibles. Los cambios que se van a realizar en el tratamiento se van a traducir en una reducción sustancial de los olores. Estamos satisfechos por este proceso que empieza ahora, que acabará en diciembre y que permitirá que en febrero, aproximadamente, entre en funcionamiento, una vez que finalice este proceso de transformación”, añadió Carlos González.

Por su parte, Javier Sendra indicó que la reunión con representantes de los ayuntamientos que forman el consorcio del Baix Vinalopó obedece a un acuedo de la junta de gobierno del consorcio.

El diputado provincial manifestó que “se cumple la adecuación de la planta, lo cual supone que el 44% de los residuos no entren a la misma y que el 9% se recupere. Todo eso lleva unas mejoras y unas inversiones importantes, sobre todo en la planta de compostaje, que va a ser hermética y que sin duda va a mejorar la calidad del aire y la emisión de gases que pueden perjudicar a los vecinos”.

El Consorcio de Residuos del Baix Vinalopó atiende a las necesidades de Elche, Santa Pola, Crevillente, Novelda, Monforte del Cid, La Romana, La Algueña, Hondón de los Frailes, Aspe y Hondón de las Nieves. De forma temporal, también recoge residuos de Torrevieja y Bigastro.

Las actuaciones que se llevan a cabo permiten, entre otras cuestiones, una redistribución espacial y funcional de las actuales instalaciones simultaneando la remodelación con el funcionamiento de la planta; crear nuevos focos de descarga para aumentar la capacidad y permitir una compartimentación o distribución espacial que posibilite la recepción de los distintos tipos de residuos; ampliación de las líneas de tratamiento para evitar paros en caso de averías permitiendo un mejor mantenimiento de las instalaciones; y gestionar la fracción orgánica procedente de la recogida selectiva, a través del quinto contenedor, que se tratará en una nave cerrada eliminando los malos olores.