Saltar al contenido

Localizado fugado de siniestro vial pese a los graves daños sufridos

5 marzo, 2018
  • Tras generar posiblemente un siniestro vial en un cruce El Altet, se marchó del lugar, dejando un rastro de dos kilómetros.
  • Tras localizar el vehículo en Arenales del Sol se procederá a identificar al conductor por un posible delito de conducción temeraria.

El día 2 de marzo entorno a las 22:30 horas tuvo lugar un accidente en el cruce de la avenida de Cartagena con la carretera que comunica El Altet a Arenales del Sol.

Según los testigos entrevistados el vehículo fugado venía realizando una conducción temeraria, realizando adelantamientos y circulando a alta velocidad, hasta llegar al punto de colisión en el que existía una señal de STOP.

El incidente provocó importantes daños en ambos vehículos, el vehículo fugado se marchó del lugar con un eje partido, sin luces y un fuerte golpe en la parte delantera. Esto propició que dejara un rastro de aproximadamente dos kilómetros hasta la avenida de Costa Blanca, donde abandonó el vehículo.

Las evidencias señalaron que este recorrido se realizó invadiendo en varias ocasiones el carril contrario hasta llegar a la posición final. Realizada la inspección ocular y la toma de declaraciones, el conductor será identificado e imputado por un posible contra la Seguridad Vial por conducción temeraria.

Este no fue el único siniestro que se registraron en esta única noche. En la N-349 hubo un motorista herido, atendido en primera instancia por Policía Local hasta la llegada de Guardia Civil y otro, únicamente de daños materiales, en José Díez Mora. Por otro lado, hubo heridos por sendos accidentes en calle Almansa, Emilio Hernández Selva y en calle Francisco Tomás y Valiente, en el que estuvo implicado un repartidor en ciclomotor.

En la recta final del turno de noche, cerca de las 06:00 horas, se inició un incendio en vehículo de grandes dimensiones. Debido a la virulencia del mismo y la presencia de detonaciones, probablemente por la presencia de material inflamable en el interior de un vehículo comercial, no fue posible minimizar los daños a los vehículos cercanos. Tan sólo a la llegada de la dotación de Bomberos pudo controlarse el fuego. Las casusas del mismo se investigan todavía, si bien parece tener un origen interno, resultando dañados cuatro vehículos, uno de ellos calcinado.

Esta acumulación de intervenciones de cierta entidad obligó a la unidad de Atestados y al resto de patrullas de la Brigada Nocturna a llevar un ritmo frenético para atender todos los requerimientos.