Saltar al contenido

Un Trabajo Fin de Grado concluye que los alumnos de primaria y secundaria de Elche tienen una baja percepción ambiental

5 marzo, 2018

Una de las conclusiones del Trabajo de Fin de Grado (TFG) de la estudiante del Grado en Ciencias Ambientales de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche Sandra Sánchez es que los escolares ilicitanos, tanto de primaria como de secundaria, tienen una baja percepción ambiental y un conocimiento y disposición ambiental de nivel medio. La profesora del Departamento de Economía Agroambiental, Ingeniería Cartográfica y Expresión Gráfica de la Ingeniería de la UMH Asunción María Agulló ha dirigido este estudio, titulado “Ecobarómetro Escolar de Elche. Un análisis de la percepción, conocimiento y disposición ambiental de los escolares”.

En este trabajo, la estudiante de la UMH ha realizado un análisis de la aplicación de los Ecobarómetros escolares en Elche como herramienta para el diagnóstico, la percepción, el conocimiento y la disposición ambiental con el fin de establecer las acciones de educación ambiental más oportunas. Los objetivos generales que se han propuesto para la realización de este trabajo han sido conocer la conciencia ambiental escolar al acabar el ciclo formativo (educación primaria y secundaria) al que pertenecen los alumnos de Elche y pedanías, así como conocer la conciencia ambiental de los docentes que acompañan a los alumnos encuestados. Asimismo, se pretende saber si se estimula una educación ambiental en los alumnos encuestados.

En el estudio se analiza la conciencia ambiental de alumnos de 6º de primaria, de 4º de la ESO y de sus profesores de Elche y pedanías con el fin de conocer si se fomentan valores, conocimientos, actitudes y comportamientos respetuosos con el medio ambiente desde etapas tempranas de la educación. Para ello, la estudiante de la UMH elaboró un cuestionario, denominado Ecobarómetro, herramienta de investigación social-ambiental que se utiliza para conocer la conciencia ambiental de un gran número de personas.

En total, se realizaron 22 encuestas a docentes y 566 a alumnos. De los estudiantes, 384 son de 6º de Primaria y 182 de 4º de la ESO. Entre los tres grupos se ha observado que los docentes tienen una percepción, conocimiento y disposición ambiental altas, mientras que los escolares, tanto de primaria como de secundaria, tienen una baja percepción ambiental y un conocimiento y disposición ambiental de nivel medio. También, se ha podido concluir que los centros educativos de secundaria no promueven actitudes ni acciones proambientales o no tanto como los de primaria.

Del trabajo de la estudiante de la UMH Sandra Sánchez, también, se concluyen una serie de acciones que llevar a cabo para mejorar estos resultados. Entre otras, destaca la de fomentar que las instituciones públicas se impliquen con su entorno y contexto actual. Es decir, que no olviden que existe una crisis ambiental y, por ello, que es necesario que se promuevan programas de educación ambiental tanto en los centros escolares como para la ciudadanía en general.

Asimismo, el estudio destaca la importancia que tiene que los docentes de primaria y secundaria hagan cursos de educación ambiental, obligatorios para su currículo, para saber transmitir toda la información oportuna en profundidad y de la manera adecuada.